Filosofía

 

Como protagonistas de un proyecto empresario genuino, nuestras actividades se basan en el compromiso con la comunidad donde nacimos, con nuestro país, con la preservación del medio ambiente y con los hombres y mujeres que, día a día, lo hacen posible con su esfuerzo.


Por eso, nuestro capital más importante es la gente y nuestro mercado, el mundo.
Para producir alimentos naturales que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas, trabajamos integrando todos los procesos productivos y defendemos a ultranza el compromiso social que practicó desde siempre nuestro fundador, Adrián Pascual Urquía.

Lineamientos estratégicos

Aceitera General Deheza (AGD) es una empresa netamente argentina, de capitales privados que apuesta, con fuerte convicción, al desarrollo y la producción dentro del sector agroindustrial para abastecer una demanda global creciente y proyectarse al futuro. En este sentido, articula todas las etapas del proceso, desde el cultivo y la molienda de oleaginosas hasta el envasado de productos bajo normas de calidad ISO 9001. Se trata de una empresa sólidamente integrada y con un perfil tecnológico de alta competitividad en el dinámico escenario de los agro-negocios, exhibiendo un posicionamiento único por sus niveles de integración, diversificación y tecnología.

De esta manera, AGD ha convertido a la cadena logística en la llave estratégica para optimizar su ecuación de alta productividad, operando con gran eficiencia en el mercado argentino y mundial. Nuestra meta empresarial es el crecimiento continuo regido por siete pilares estratégicos: 

El desarrollo de una sólida estructura de logística. Uno de los ejes fundamentales del desarrollo vertiginoso de AGD y sus empresas vinculadas está en el manejo de la logística, diseñada bajo el concepto de integración de todas las áreas. Con una actividad exportadora en constante expansión, otorgó un papel relevante al objetivo de contar con un servicio portuario eficiente. Así, asociada con otras empresas, AGD es propietaria de los puertos Terminal 6 S.A. ubicado en Puerto General San Martín, y Guide S.A., en el área de Rosario, ambas en la Provincia de Santa Fe. El diseño de la cadena logística se completa con un eslabón fundamental: el servicio de transporte ferroviario para productos propios y de terceros, a través del Nuevo Central Argentino (NCA), el ferrocarril que une las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, cuya concesión opera AGD en sociedad con otros grupos empresarios.

La reinversión de utilidades. AGD nació de la idea, la obra y el espíritu emprendedor de uno de los principales protagonistas de la gran historia del empresariado argentino. Comenzó su actividad como un modesto establecimiento industrial, dotado de maquinaria usada aunque reparada a nueva, y con el esfuerzo y el compromiso de 19 socios y 30 trabajadores que defendieron la concepción de una Argentina interior capaz de contribuir a la construcción de una economía sólida y una sociedad madura. Esta forma de concebir el futuro de un pueblo, una provincia y un país fue la base de una política empresarial que priorizó la reinversión de utilidades a la ganancia fácil o la cultura prebendaria y rentística. Fue ésta y no otra, una de las principales claves para el crecimiento y desarrollo del emprendimiento que hoy está presente no sólo en Argentina sino también, prácticamente, en el mundo entero.

Capacitación

La capacitación de los recursos humanos.

La conducción empresaria de AGD y sus empresas vinculadas está convencida de que el mayor capital de una compañía es su gente. En base a esta premisa, alienta el desarrollo y la capacitación de sus recursos humanos para que se integren a la filosofía de trabajo que lleva adelante desde hace 68 años. Invierte en la formación permanente de sus más de 2500 empleados, al tiempo que impulsa programas que aumenten su bienestar, sobre todo en lo vinculado a la vivienda, la educación y la salud. AGD ha alcanzado un elevado nivel de profesionalización de su staff y promueve constantemente el acceso de su propia gente a los cuadros de conducción de las empresas, bajo una modalidad de liderazgo orientada al trabajo en equipo.   

Integración

La integración de procesos productivos. 

AGD y sus empresas vinculadas conforman un complejo agroindustrial integrado, regido por un esquema de organización matricial cuyo objetivo es alcanzar los mayores niveles de eficiencia en la gestión.

Así, organizada en cuatro unidades de negocios - Cereales y Oleaginosas, Maní, Marcas y Agropecuarios y asociada con otras empresas más ha logrado integrar todas las etapas en el desarrollo de sus productos, cubriendo desde la siembra de campos propios o trabajados con productores, hasta el procesamiento de la materia prima, envasado de los productos, transporte ferroviario y embarque, en el caso de productos con destino a mercados externos. 

Aprovisionamiento

El aprovisionamiento previsible de materias primas.

Dentro de los lineamientos estratégicos de AGD y sus empresas vinculadas está presente la convicción de garantizar el aprovisionamiento y almacenamiento de las materias primas para alcanzar la mayor eficiencia en los procesos. 
De este modo, el sistema integral que han desarrollado permite que gran parte de las
materias primas provengan de campos propios, arrendados o trabajados en sociedad con terceros en las mejores zonas productivas de la Argentina, y que un amplio sistema de acopio de granos oleaginosos garantice la eficiencia en la captación de las mismas.

Innovación

La innovación tecnológica.

Desde sus comienzos, AGD apostó a la permanente innovación tecnológica, convencida de la necesidad de adaptar los procesos a los requerimientos de costos y productividad que debe asumir una industria para ser competitiva. Para ello, a través de los años, amplió y modernizó su capacidad instalada tanto a nivel de sus plantas industriales y de acopio como a nivel de técnicas y maquinarias de última generación.

Esta visión continúa vigente y se encuentra fuertemente internalizada en quienes, hoy, forman parte de la conducción empresaria de AGD.

Vocación

Una genuina vocación competitiva.

Desde su fundación, en 1948, y hasta la actualidad, AGD enfrentó el vértigo de las transformaciones que atravesaron al sector, a la economía argentina y al mercado mundial. Sus protagonistas supieron reconocer la necesidad de disponer de flexibilidad para adecuarse a la evolución de la oferta de materia prima en la zona donde se aprovisionaba para producir, y de adaptar los procesos a los requerimientos de costos y productividad que debe asumir una industria para ser competitiva. Así, trabajaron bajo el convencimiento de que las ventajas comparativas naturales del campo debían potenciarse con una agroindustria moderna, integrada y competitiva. En la actualidad, esta premisa continúa vigente y orienta el cotidiano accionar de la aceitera, que promueve el afianzamiento de la competitividad, diversificando sus negocios y actividades afines con mayor valor agregado.