Calidad y medio ambiente

El cuidado del medio ambiente es una de las principales razones de la inversión realizada por Aceitera General Deheza (AGD) en una caldera cascarera, instalada en el complejo General Deheza. Este equipo produce energía eléctrica y el vapor requerido en los procesos industriales a partir de la utilización de cáscara de girasol y maní como combustible renovable, logrando reducir la emisión de dióxido de carbono en 31.000 toneladas por año.

AGD también asegura la calidad del proceso de los productos destinados a consumo humano, ya que los procesos de elaboración de las plantas de envasado de aceite comestible, y las plantas de procesamiento de maní crudo, manteca de maní, y maní pelado y tostado se encuentran certificados por las normas ISO 9001, al igual que la planta de procesamiento de semillas de Chazón, Provincia de Córdoba.

A esto se suma la certificación GMP B2 (Control de Calidad de Ingredientes para Alimentación Animal) con que cuentan las plantas de molienda de oleaginosas, garantizando los requerimientos necesarios para la exportación de productos a la Unión Europea.

Otro logro en materia de certificaciones de organismos internacionales se alcanzó en el año 2009 con la aprobación de la auditoría de Cumplimiento Social, conocida como Normas ETI, que implica el ejercicio de una gestión sustentable en aspectos como normativa laboral, salud y seguridad, integridad empresarial y medio ambiente.

Asimismo, todas las Plantas de Maní cuentan con la certificación BRC (British Retail Consortium), estándar que especifica los criterios de seguridad y calidad de los alimentos requeridos a una empresa elaboradora para poder proveer productos a los principales mercados del mundo.


Certificación de la ONU
El compromiso asumido por Aceitera General Deheza en el cuidado del medio ambiente fue ratificado por la Secretaría de la Convención sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (UNFCCC) al certificar la reducción de emisión de gases que producen efecto invernadero en los procesos industriales de las plantas radicadas en General Deheza.

De este modo, AGD se convirtió en la primera empresa del rubro alimenticio y una de las diez argentinas en obtener esta certificación que expresa en forma manifiesta el compromiso con la protección del medio ambiente.

Con la CERs (Certified Emission Reductions) otorgada por la ONU, el 9 de abril de 2007, AGD obtendrá 31.000 bonos de carbono anuales durante 21 años, a partir de 2008.